KARATE

En nuestra Asociación Gimnasio Hermes de Puente Genil, somos especialistas en Karate-Do y fomentamos la práctica de este arte marcial, cuyos pilares están basados en el progreso, tanto físico, como emocional de quien lo practica.

El karate es una actividad integral. A nivel físico se trabajan fuerza, velocidad, equilibrio, elasticidad, etc. Pero también se le da gran importancia a aspectos como la cortesía, respeto, disciplina. Por tanto, es el medio a través el cual se busca como objetivo final, la mejora personal, por lo que es recomendado para todas las personas sin importar la condición, sexo o edad.
La práctica del Karate, como cualquier arte marcial, enseñado de forma progresiva y debidamente valorado conlleva un sinfín de beneficios.

La Asociación ofrece a sus socios clases de Karate para adultos, tanto para los que se quieran iniciar en esta disciplina, como para aquellos que quieran perfeccionar su técnica.

El karate es una de las artes marciales más conocidas cuya filosofía se basa en la creencia de que el ser humano ha de lograr un equilibrio en su vida diaria. Descubre las características principales del karate y todo lo que necesitas saber sobre este arte marcial japonés.

¿EN QUÉ CONSISTE EL KARATE?

El karate es una conocida arte marcial que deriva del término Japonés “mano vacía”. Es valorada tanto en sus aspectos físicos como espirituales. Hay quienes afirman que el karate, representa a una filosofía o forma de pensamiento. La práctica tradicional de este Artes Marcial, hace hincapié en lo importante que es para el ser humano lograr un equilibrio en su vida diaria. En un sentido más concreto, el karate, se interpreta como una técnica de autodefensa japonesa, sin armas, caracterizada por los golpes de manos y pies desnudos.

A pesar de que básicamente es practicado como un método de defensa personal, es un arte muy complejo y profundo que cuenta con 50 estilos diferentes. El karate se centra más en los golpes que en la lucha en sí. Tiene tres elementos vitales que son la velocidad, la técnica y la fuerza. Su entrenamiento constante favorece a endurecer las extremidades.

LA TÉCNICA DEL KARATE

LA TÉCNICA DEL KARATE

Para la práctica de cualquier arte marcial es necesario adoptar una posición firme y bien equilibrada. Cuando la posición es débil, se corre el riesgo de que las técnicas de ataque y defensa, también lo sean. La técnica del karate se suele concentrar con especial interés en atacar las zonas vulnerables del cuerpo humano, como son la cara, el cuello, el plexo solar, la espina dorsal, riñones e ingle.

Cabe resaltar, que en torneos oficiales, sólo son aceptados los golpes por encima de la cintura. Estos se efectúan con las manoscodosrodillas y pies. Para practicar de este Artes Marcial, se requiere de ejercicios que ayuden a flexibilizar y endurecer los músculos. También son importantes los ejercicios respiratorios, ya que los gritos son fundamentales a mantener el ritmo del ataque en el karate.

Se calculan que existen alrededor de 200 términos japoneses que se utilizan durante el combate, lo cual tiene orígenes tradicionales pero también psicológicos, por que dan mayor vigor a los movimientos.

KARATE PARA NIÑOS

Además de lo provechoso que puede ser para la defensa personal, el karate es un ejercicio físico bastante completo para hombres y mujeres. Esto se debe a que estimula el funcionamiento de todos los sistemas del cuerpo, desarrollando las facultades físicas. La práctica de esta disciplina inculca el respeto mutuo y el respeto individual, favoreciendo al equilibrio personal.

En tal sentido, este Arte Marcial es recomendado especialmente para los niños en etapa de formación, porqué ayuda a canalizar la agresividad, así como estimula la concentración  y predispone frente a la disciplina. Los ejercicios son recomendados según la edad del niño o el adolescente. Es de gran utilidad en lo que se refiere a las capacidades coordinativasflexibilidadfuerza y resistencia. También se incorporan a su práctica técnicas de meditación, que llevarán al niño a alcanzar el auto conocimiento y el auto control, los cuales serán pilares esenciales el resto de su vida.