¿QUÉ ES El IAIDO?

¿QSANTI -GIMNASIO HERMESué es el Iaido?  Es un arte marcial tradicional japonés. La práctica comprende el desenvainado del sable, gestos defensivos y de corte, y el envainado del sable en su vaina (saya).   La mayor parte de las escuelas que enseñan Iaido utilizan Kata, que son series de gestos previamente ensayados.  

Los gestos representan movimientos de defensa contra un ataque de uno o varios adversarios, y cada kata enseña uno o varios principios de manejo correcto del sable.  

El arte del Iaido es tradicional por varias razones. Por ejemplo, los kata que se enseñan datan de varios siglos y tras su creación en la época feudal han sido transmitidos de profesor a discípulo hasta nuestros días.

Como ya no hay aplicación práctica de los métodos de defensa con el sable, no hay razón para actualizar las formas o convertir este arte en una herramienta más eficaz para la autodefensa.  

Lo mismo que fuera de razones de entrenamiento físico y de motivación más esotérica para el estudio de un arte marcial, el Iaido se practica sobre todo por sus valores históricos. Ciertas artes del sable japonés son diferentes del Iaido.  

Aunque todas las formas de Iaido constan de gestos de bloqueo y de cortes, todo lo que ocurre después de desenvainar es técnicamente denominado Kenjutsu o Kendo.  

Practicar solamente las formas para parecer fuerte es no comprender el Iaido. ¿Por qué insistimos tanto en el desenvainado del sable?

Esta insistencia es uno de los aspectos que recuerda la época en la que las técnicas se utilizaban en combates armados.  

Una fracción de segundo o un centímetro podían marcar la diferencia en el resultado de un combate con sable. De hecho, las hojas son afiladas como cuchillas de afeitar, el sólo contacto con el filo podía significar la muerte, por eso mismo, desenvainar el sable en su posición correcta, era crucial.

Es evidente que lo que nosotros practicamos hoy en día es un arte y nos esforzamos en realizar las formas correctas y los gestos eficaces más que para enfocarlos a una rapidez y precisión de desenvainado mortal.

Puliendo continuamente nuestra técnica, podemos mejorar nuestra concentración, desarrollar nuestra capacidad psíquica y aprender el arte de una cultura anclada en la historia a la vez que sus métodos de entrenamiento.